Normas y Derechos del Empleado

¿Debe aceptar el empleado un seguro por parte del empleador si se lo ofrece?

No. Los empleados pueden unirse a la cobertura de su esposo o esposa, o adquirir una cobertura a través del intercambio del seguro médico o el mercado individual. Sin embargo, cuando los requisitos de responsabilidad individual entren en efecto en el año 2014, un empleado estará sujeto a un procedimiento penal si el empleado rechaza la cobertura de salud por parte del empleador y no obtiene una cobertura de salud por su cuenta.

Si un empleado renuncia una cobertura de salud por cualquier razón diferente a la de no satisfacer la prueba de accesibilidad económica, el empleado aún puede adquirir una cobertura a través del intercambio, pero no será elegible para el reembolso del crédito tributario.

Si la parte de la prima del empleado en una cobertura patrocinada por parte del empleador cumple con la definición legal del término inaccesible (por ejemplo, si excede el 9.5 por ciento del ingreso bruto ajustado del empleado), el empleado puede adquirir cobertura a través del intercambio. El empleado no puede recibir un crédito tributario a menos que el plan del empleador no tenga un valor actuarial de al menos un 60 por ciento (tal y como viene definido por el paquete esencial de beneficios del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, conocido por sus siglas en inglés, DHHS), o si fue considerado inaccesible. El intercambio determinará si la cobertura es inaccesible para el empleado.

Ya sea si la cobertura es adecuada y accesible es determinada por el costo para el empleado de la “cobertura de una sola persona” (conocida en inglés como “self-only coverage”.

  • El Servicio de Impuestos Internos  (conocido por sus siglas en inglés, IRS) y el Departamento de Salud y Servicios Humanos, (conocido por sus siglas en inglés, HHS) determinará si la cobertura es adecuada al utilizar la calculadora de valor mínimo. Además, los empleadores pueden introducir información sobre el plan, tales como deducibles y copagos, con el fin de reconocer si la cobertura es adecuada.
  • La accesibilidad se determinará en base al costo de la cobertura ofrecida al ser más del 9.5 por ciento del ingreso anual del hogar del empleado.  Debido a que los empleadores no siempre tienen conocimiento de los ingresos familiares de los empleados, se proponen los tres siguientes “safe harbors”, los cuales sirven como protección para el empleador que cumple con el requerimiento tributario por el costo de la cobertura para el empleado.
  1. El Formulario W-2: La contribución mensual de un empleado para la cobertura de una sola persona es accesible si no supera el 9.5 por ciento de sus salarios correspondientes en el formulario W-2 facturado en ese año calendario.
  2. Tasa de pago: La cuota mensual de un empleado para la cobertura de una sola persona es accesible si no excede el 9.5 por ciento del salario mensual (el salario por hora x 130 horas, o las cifras del salario mensual de los asalariados).
  3. El Nivel Federal de Pobreza (NFP) (también conocido por sus siglas en inglés, FPL): La aportación mensual de un empleado para la cobertura de una sola persona es accesible si no supera el 9.5 por ciento del NFP para un individuo soltero.

¿Cuál es la cobertura mínima que todos están obligados a tener? ¿Existe una opción de “cobertura mínima esencial”?

Para la mayoría de las personas, la cobertura mínima será el paquete Bronce de beneficios estándar, disponible a través del intercambio, que cubre 60 por ciento de los costos para una población estándar.

Está disponible un plan de cobertura sólo para catástrofes a través del intercambio del seguro médico (pero sólo en el mercado individual) para aquellos menores de 30 años. También, está disponible para aquellos que se consideren exentos de los requisitos de cobertura individual debido a las dificultades económicas, y/o porque no pueden encontrar un plan calificado con una prima que cueste menos del 8 por ciento de sus ingresos brutos ajustados. Esta opción debe aún cubrir beneficios esenciales, con al menos tres visitas anuales al médico de atención primaria para cuidados preventivos. Los planes de cobertura sólo para catástrofes tendrán un gran deducible, y los costos compartidos serán limitados al igual que los gastos de su propio bolsillo bajo las Cuentas de Ahorro de Salud (conocida por sus siglas en inglés, HSAs).

¿Pueden los empleados renunciar a la cobertura si no están cubiertos bajo ningún otro programa?

Los empleados pueden renunciar la cobertura, pero después del 2014, deberán pagar una multa por no tener cobertura, a menos que no puedan pagar la parte de la prima del empleado (más del 8 por ciento de sus ingresos brutos ajustados), y calificar para la exención de responsabilidad individual. Si no, tendrán que obtener la cobertura a través del esposo o esposa, por medio del intercambio o el mercado individual.