Ventajas de Proporcionar Cobertura

¿Cuáles son los beneficios adicionales obtenidos cuando los empleadores comienzan a proporcionar un seguro médico a sus trabajadores? Los mismos empleadores podrían experimentar una reducción de costos en otras áreas, como el seguro de compensación al trabajador, más facilidad para contratar y retener a los trabajadores, o un aumento de la productividad debido a un descenso del absentismo laboral. Los trabajadores que anteriormente no estaban asegurados, y sus familias, podrían contar con más acceso a los servicios de atención médica y resultados más saludables. Además, la sociedad en general -y los contribuyentes en particular-se podrían beneficiar de una ciudadanía más sana y de una disminución de la carga de impuestos asociada a la atención médica no compensada que es otorgada a personas sin seguro.

Beneficios para el Empleador

Una investigación de la Universidad de California en Irvine identifica varios argumentos posibles para demostrar que los negocios obtienen estos beneficios adicionales al proporcionar seguro médico a sus empleados. El reporte trata sobre la lógica económica de cada argumento y resume las pruebas empíricas relevantes. El análisis está basado en una revisión de la literatura académica sobre el impacto que ejercen los seguros médicos financiados por el empleador en la compensación total, la rotación de empleados, los costos del seguro de compensación al trabajador, el absentismo laboral, la salud y la moral. Lea “The Business Case for Employer-Provided Health Benefits.” (“El Caso del Negocio para los Beneficios Médicos Proporcionados por el Empleador”, sólo en inglés).

A través de un programa especial llamado “Financially Affordable Care for Uninsured San Diegans (FOCUS)” (“Atención Médica Financieramente Asequible para los Residentes Sin Seguro de San Diego [FOCUS]”), las pequeñas empresas en San Diego compraron seguro subsidiado para sus trabajadores. Un análisis posterior de las reclamaciones del seguro de compensación al trabajador y del grado de problema que constituía para esas empresas el absentismo, la moral y la contratación de buenos trabajadores, demostró los efectos positivos de proporcionar seguro médico. Cuando se comparó con las empresas que no ofrecieron seguro médico, al parecer, el proporcionar FOCUS dio como resultado una mejora en la capacidad de contratar buenos empleados, una disminución de reclamaciones del seguro de compensación al trabajador, y una disminución de los problemas de absentismo y productividad experimentados por esas empresas que participaron en FOCUS. Se puede consultar en el Internet la nota de investigación (sólo en inglés).

Un resumen de una investigación por parte del Insitute for Labor and Employment (Instituto de Trabajo y Empleo) de la Universidad de California en Berkeley calcula que el aumento de la cobertura da lugar a una elevación de la productividad a partir de dos fuentes: la reducción del “estancamiento en el empleo” y el aumento de la participación de la fuerza laboral debido a una mejor salud. El reporte encontró que, en general, la presencia del estancamiento en el empleo conduce a unos $772 millones anuales perdidos en productividad en California. El reporte también dice que los resultados debidos a la mala salud por carencia de un seguro médico ocasionan que cada año se reduzca la fuerza laboral por 12,000 trabajadores, y que la ampliación de la cobertura a los adultos en edad laboral podría elevar el producto anual bruto del estado por $230 millones. Vea el resumen de la investigación titulado “Productivity Impact of Health Care Reform in California” (“Impacto Sobre la Productividad de la Reforma de la Atención Médica en California”, sólo en inglés).

Beneficios para el Trabajador

El Instituto de Medicina (conocido por sus siglas en inglés, IOM) completó recientemente un estudio de tres años sobre las “Consecuencias de la Carencia de Seguro”, con el fin de evaluar y consolidar pruebas sobre los efectos de la salud, económicos y sociales en las personas sin seguro médico y sus familiares, los sistemas e instituciones de atención médica, y las comunidades en general. Se han publicado seis reportes, incluyendo “Atención Médica Sin Cobertura: Si No Es Suficiente, Es Demasiado Tarde” (resumen disponible en español), que descubrió que las personas en edad laboral en los Estados Unidos que no tienen seguro médico tienen más probabilidades de recibir muy poca atención médica y recibirla muy tarde; de estar más enfermos y morir a temprana edad; y de recibir peor tratamiento cuando están hospitalizados, incluso por situaciones agudas como un accidente de automóvil.

Un suplemento de junio del 2003 de la revista Medical Care Research and Review presenta un caso fuerte de que el seguro médico conduce a una mejor salud y a mejor acceso a la atención médica. El suplemento incluye cuatro comentarios sobre el tema y presenta una revisión de 25 años de trabajos de investigación. The Kaiser Commission on Medicaid and the Uninsured (Comisión de Kaiser sobre Medicaid y las Personas Sin Seguro) apoyó la investigación y el suplemento, “Sicker and Poorer—The Consequences of Being Uninsured: A Review of the Research on the Relationship between Health Insurance, Medical Care Use, Health, Work, and Income.” (“Más Enfermos y Más Pobres -Las Consecuencias de No Tener Seguro Médico: Una Revisión de la Investigación Sobre la Relación Entre el Seguro Médico, el Uso de la Atención Médica, la Salud, el Trabajo, y los Ingresos”, sólo en inglés).

Beneficios para la Sociedad

Otro reporte en la serie de IOM mencionada anteriormente es Hidden Costs, Value Lost: Uninsurance in America (“Costos Ocultos, Valor Perdido: La Carencia de Seguro en América”, sólo en inglés), que concluye que el beneficio calculado para la sociedad en años de vida saludable obtenido al proporcionar a las personas sin seguro el tipo y cantidad de servicios médicos que los asegurados usan es probablemente mayor que el costo adicional social de proporcionar dicho seguro. El potencial valor económico a ganar en los resultados derivados de una mejor salud a consecuencia de la cobertura no interrumpida de todas las personas en los Estados Unidos se calcula que sería de unos $65 a $130 billones cada año.

Un estudio de febrero del 2003 calcula que, a nivel nacional, aquellas personas sin seguro durante todo un año pagan de su bolsillo alrededor del 35 por ciento de sus costos médicos, y aproximadamente un 60 por ciento de su atención médica la proporcionan los hospitales y otros proveedores sin recibir compensación. Puesto que el gobierno proporciona del 80 al 85 por ciento de los fondos usados para proporcionar atención sin compensación, ampliar la cobertura patrocinada por el empleador podría reducir significativamente el costo del gobierno para la atención de las personas sin seguro. Sin embargo, los ahorros de los contribuyentes serían parcialmente reducidos por los subsidios de impuestos para el seguro financiado por el empleador, ya que las primas de los seguros médicos son deducibles de impuestos como gastos de negocio. Los autores del estudio también destacan que, probablemente, la ampliación de la cobertura resultaría en un aumento real del costo de los recursos (sin importar quién pague), ya que las personas sin seguro reciben alrededor de la mitad de la atención médica que reciben los que cuentan con seguros privados. Health Affairs publicó el estudio en el Internet: “How Much Medical Care Do the Uninsured Use, and Who Pays For It?” (“¿Cuánta Atención Médica Usan las Personas Sin Seguro y Quién Paga por Ella?”, sólo en inglés).