Estrategias de Ahorro

A veces el dueño de una pequeña empresa evalúa las opciones y decide que ninguna está al alcance de su bolsillo, especialmente al considerar que los costos probablemente aumentarán cada año. Si el presupuesto que ha determinado se queda muy corto, tal vez éste no sea el momento de adquirir cobertura de grupo. Sin embargo, si se acerca a su presupuesto, le será posible recortar algunos de los costos y acercarse a su objetivo inicial. Pruebe una de estas soluciones:

  • Cambie los beneficios del plan. Si los planes que está considerando ofrecen beneficios generosos, considere la posibilidad de ofrecer planes más básicos, tipo catastróficos.
  • Incremente la participación de sus empleados en el costo. Recuerde, la mayoría de las aseguradoras médicas requerirán que su empresa cubra al menos el 50% del costo de la prima del empleado. Pero si originalmente planeó en pagar un porcentaje mayor, es posible que le quede espacio para reducir sus costos.
  • Ofrezca un plan de ahorro de salud (HSA) con un plan de deducible alto. Los planes de deducible alto frecuentemente son mucho más baratos que los planes estándar. Los empleadores pueden establecer cuentas HSA para los empleados con fondos del sueldo bruto (antes de impuestos). Esta cantidad puede usarse para pagar gastos médicos hasta que se alcance el deducible del plan (usualmente $2,000). Un agente o corredor de seguros puede ayudarle a evaluar si esta estrategia es posible para su empresa.