Alcance de la Cobertura


Al principio debe elegir un enfoque general: si busca cobertura limitada o amplia.

Por lo general, en los planes más básicos o en el extremo “catastrófico” del espectro, los empleados deben pagar costos potencialmente altos  al momento de recibir servicios. La atención preventiva de rutina, tal como un chequeo médico anual, puede o no estar cubierto. Sin embargo, la atención continua por una condición crónica, debe ser  pagada por el empleado por completo hasta alcanzar la cantidad del deducible del plan.  Considerando el desembolso considerable asociado con estos planes, se suelen llamar planes “de deducible alto” o “de costos compartidos altos”. Para beneficios adicionales o para costos compartidos más bajos, debe considerar planes de cobertura más amplia que se suelen llamar planes “completos”.

Los planes completos cubren una gama de servicios relativamente amplia, tal como la atención preventiva, la cobertura de medicamentos con receta médica y los servicios de salud mental. Los planes más completos también pueden cubrir servicios alternativos como acupuntura y quiropráctica. Cuanto más completo es el plan, más alta tiende a ser la prima. Por otro lado, con los planes más completos puede que los empleados tengan que correr con responsabilidades de costo compartido más bajas. Finalmente, recuerde que los beneficios dentales y de la visión casi siempre están excluidos del plan médico.

Es buena idea consultar con sus empleados para averiguar qué plan de seguro médico se ajusta más a sus necesidades y deseos. Quizá no pueda ofrecerles todo lo que piden, pero sus preferencias le pueden sorprender.