Implicaciones Fiscales


(La información en este sitio de Internet es para propósitos informativos solamente, y no constituye consejería legal. Para cumplir con los reglamentos del Servicio de Impuestos Internos (conocido por sus siglas en inglés, IRS), debemos informarle que si este sitio de Internet contiene consejos relacionados a los impuestos federales, no fue intencionado o escrito para ser utilizado, y no se puede utilizar, con el propósito de evitar las multas que podrían ser aplicadas bajo la ley fiscal federal. Bajo estas reglas, un contribuyente de impuestos puede contar con asistencia profesional para evitar las multas de impuestos federales. Esto es posible, solo si ese consejo refleja una opinión comprensiva acerca de los impuestos cual se conforme a los requisitos estrictos bajo la ley federal.)

En general, cualquiera de los gastos relacionados con el seguro médico incurridos por un empleador para sus empleados y sus “dependientes fiscales” como define bajo la ley fiscal federal son 100 por ciento deducible de impuestos, y se consideran como gastos normales de empresa, tanto bajo las leyes fiscales sobre el ingreso de California como en la ley federal.

Sin embargo, como se explica más abajo, las consecuencias tributarias bajo las leyes fiscales federales y de California son diferentes para los gastos aportados en conexión con el seguro médico proveído a las parejas domésticas registradas de los empleados, o al cónyuge del mismo sexo y sus dependientes si no son dependientes fiscales del empleado bajo la ley fiscal federal. Las parejas domesticas y los cónyuges del mismo sexo (y los hijos de él o ella) típicamente no califican para el tratamiento de dependiente fiscal.

A partir de esta regla general, las cosas se complican. A continuación le ofrecemos información más detallada sobre las implicaciones fiscales al ofrecer un plan de grupo a su empresa. Antes de comenzar, es importante que entienda algunas diferencias. Al hablar de la imposición fiscal de los seguros médicos, hay varios temas principales:

  • Para empleadores, las cuestiones principales incluyen:
    • Si las aportaciones del empleador a la prima de la cobertura médica son, o no son, deducible de impuestos, y se consideran gastos de empresa.
    • Si los reembolsos de costos de cobertura y atención médica por parte del empleador son, o no son, deducible de impuestos, y se consideran gastos de empresa.
  • Para empleados, las cuestiones principales incluyen:
    • Si las aportaciones del empleador a la prima se consideran ingresos tributables.
    • Si los reembolsos por gastos médicos del empleador se consideran ingresos tributables.
    • Si la porción de la prima de un empleado es pagada con ingresos antes o después de pagar los impuestos.

Asimismo, la imposición fiscal al seguro médico puede verse afectada por la forma en que usted establece su plan de salud. Por ejemplo, con un poco de papeleo por parte del empleador, un empleado puede aportar al costo del seguro médico antes de pagar impuestos, reduciendo así la cantidad de ingresos gravables y aumentando el salario que se lleva a casa. Además, al reducirse los ingresos gravables, también se reducen los impuestos relacionados con la nómina que debe pagar el empleador. Esto lo explicaremos con más detalle más abajo.

Si se empieza a confundir, recuerde que la mayoría de las preguntas relacionadas con los impuestos se reducen a uno o algunos de los puntos enumerados  anteriormente. Estos puntos son las preguntas principales que hacen los empleadores y los empleados, y las cuales respondemos más abajo.

Sin duda alguna, los temas fiscales pueden ser complicados, así que debe consultar a un contador o abogado sobre sus circunstancias específicas.

¿Qué Significa Trabajar por Cuenta Propia?

Tenga en cuenta que las respuestas a estos temas pueden ser distintas dependiendo de la estructura legal de su empresa. Algunos empleadores están clasificados como personas que trabajan por cuenta propia y están sujetos a normas especiales. En general, no se considera que trabajen por cuenta propia los dueños de “corporaciones tipo C” y “LLC” clasificadas como corporaciones para asuntos de impuestos. Los dueños de estas empresas se consideran como empleados de las mismas.

Por otro lado, para asuntos de beneficios médicos, se considera que trabajan por cuenta propia los siguientes tipos de empleadores:

  • El dueño de una empresa de “Propietario Único” (conocida en inglés como “Sole Proprietor”),
  • El socio de una “Sociedad” (conocida en inglés como “Partnership”),
  • El miembro de una  “LLC” o “LLP” (conocida en inglés como “Limited Liability Company/Partnership” o por su siglas) clasificada como sociedad para asuntos de impuestos, y
  • El accionista del 2 por ciento o más de las acciones de una “corporación tipo S” (conocida en inglés como “Subchapter S Corporación”).

Mientras continuamos revisando las normas más abajo, tenga en cuenta que los empleadores que no trabajan por cuenta propia se consideran empleados, así que las reglas que se aplican a los empleados también se les aplican a ellos. Si el empleador trabaja por cuenta propia, puede que se aplique una norma especial.

Deducibilidad de las Aportaciones del Empleador a la Prima

Una preocupación común de los empleadores es si sus aportaciones a la prima de la cobertura médica son gastos de empresa desgravables. En general:

  • Las aportaciones del empleador a la prima de los empleados y la de sus cónyuges del sexo opuesto y dependientes fiscales son 100 por ciento desgravables como gastos de empresa bajo las leyes fiscales estatales y federales. Esto ocurre sin importar el tipo de empresa, es decir, ya tenga una empresa de propietario único, una sociedad, o sea una corporación o LLC, etc. Los empleadores pueden también deducir las aportaciones a las primas pagadas a nombre de parejas domésticas registradas, cónyuges del mismo sexo y de sus dependientes solamente para propósitos del impuesto estatal de California. Estas reglas también se aplican a los dueños de las corporaciones tipo C y LLCs clasificados como corporaciones para los propósitos de impuesto. Para propósitos del tratamiento fiscal de las aportaciones a la prima, se consideran a estos propietarios de negocio como empleados del negocio.
  • Si el empleador trabaja por cuenta propia, las aportaciones para sí mismo y de su cónyuge del sexo opuesto y sus dependientes fiscales son 100 por ciento desgravables como gastos de empresa en la declaración de impuestos del propietario de pequeña empresa. Las personas que trabajan por su propia cuenta también podrán reclamar esta deducción como gastos de seguro médico pagados para su pareja doméstica registrada o cónyuges del mismo sexo y de sus dependientes de bajo la ley de California.
  • Los empleadores deben ser conscientes que el Acta de Protección al Paciente y Cuidados Accesible ofrece créditos tributarios por cuidados de salud a las pequeñas empresas para ayudar a compensar el costo de la cobertura.  Estos créditos tributarios están disponibles desde el año tributario de 2010. Para calificar ahora mismo para un crédito tributario de hasta el 35 por ciento y hasta el 50 por ciento en el 2014, los propietarios de pequeñas empresas deben pagar al menos la mitad de las primas del  cuidado de salud de sus empleados y contar con 25 o menos empleados equivalentes a tiempo completo con un salario medio anual de $50,000 o menos al año.
Para ver si usted califica para el crédito tributario y para saber cómo se calcula, visite el apartado “Crédito Tributario para Pequeñas Empresas” en la caja de herramientas.

Deducibilidad de los Reembolsos Médicos del Empleador

Los reembolsos proveídos por los empleadores para los gastos médicos y el seguro médico se tratan similarmente a una aportación a la prima para la cobertura de salud proporcionada por el empleador, mientras que sigan algunos reglamentos. El empleador debe tener un “plan” por escrito que estipula que el empleador va a proveer cobertura médica al reembolsar a sus empleados por todo o parte de los gastos médicos o por el costo de la cobertura comprada directamente por los empleados. Los empleadores deberán obtener documentación de los servicios médicos antes del reembolsar al empleado.

Mientras que los requisitos estén satisfechos, los empleadores podrán deducir como gastos de empresas cualquier reembolso proveído para sus empleados y sus cónyuges del sexo opuesto, y sus dependientes fiscales bajo la ley fiscal federal y estatal. Los empleadores también podrán deducir los reembolsos pagados por parte de los empleados con parejas domésticas registradas, cónyuges del mismo sexo y sus dependientes bajo la ley fiscal del estado de California.

Los empleadores que trabajan por cuenta propia también pueden deducir el costo de sus gastos médicos y los de sus dependientes fiscales, pero como gastos personales, no como gastos de empresa.

Imposición Fiscal al Empleado por el Valor del Plan de Salud

Otro tema con el que se enfrentan los empleadores es si el valor del plan de salud-o sea, la cantidad de los costos de la prima—es gravable para el receptor. Tenga en cuenta que el receptor puede ser un empleado o un empleador que trabaja por cuenta propia. La norma general es la siguiente:

  • Los empleados no tienen que pagar impuestos por el valor de su cobertura de salud. El valor de la cobertura de salud proporcionada por el empleador al empleado y al cónyuge del sexo opuesto, o los dependientes fiscales no son ingresos gravables del empleado bajo la ley fiscal federal y estatal. La cobertura está libre de impuestos para el empleado, independientemente de si la obtiene bajo una póliza de seguro individual o de grupo.
  • A un empleado al que se le provee cobertura para un cónyuge del mismo sexo, una pareja domestica, o sus dependientes es sujeto al impuesto federal sobre el valor de la cobertura proveída por el empleador para los dependientes no-fiscales, menos cualquier cantidad pagada por el empleado para la cobertura. Dichas cantidades también son consideradas como un sueldo para los propósitos de los impuestos federales de la nómina de pago. Por otro lado, el estado de California permite una exclusión del ingreso bruto para la cobertura de salud proveída por el empleador para las parejas domesticas registradas, cónyuges del mismo sexo, y sus dependientes.
  • Los dueños de empresas que se considera trabajan por cuenta propia deben pagar impuestos por el valor de su cobertura de salud. Como explicamos más arriba, se considera que “trabajan por cuenta propia” los siguientes tipos de empleadores: los dueños de empresa de propetario único, los de una sociedad o “LLC” clasificada como sociedad para asuntos de impuestos, y los accionistas del 2 por ciento o más de una “corporación S”. Estos dueños de empresas pagan impuestos sobre el valor de su cobertura de salud, pero se les compensa mediante una deducción de compensación en su devolución de impuestos.

Imposición Fiscal a los Empleados por Reembolsos

Si un empleado paga las primas de un seguro médico que tiene por su propia cuenta, o incurre en gastos médicos y es reembolsado por el empleador, generalmente el reembolso está excluido del ingreso bruto del empleado y no es gravable bajo las leyes fiscales federales y del estado. Esto incluye las primas para los dependientes fiscales y los cónyuges del sexo opuesto. Sin embargo, el reembolso es gravable en algunas circunstancias, incluyendo las siguientes:

  • Si un empleador simplemente paga al empleado una cantidad extra y no especifica por escrito que esa cantidad debe usarse para pagar la prima de la cobertura médica, el empleado deberá pagar impuestos por esos ingresos.
  • Si el empleador trabaja por cuenta propia, deberá pagar impuestos por cualquier reembolso de sus costos médicos propios o los de sus dependientes.

Reembolsar la cobertura individual y, al mismo tiempo, acatar la ley de grupos pequeños (AB 1672) y la ley fiscal de California, puede ser difícil. Para explorar estos temas, contacte a un profesional de impuestos.

La ley fiscal de California, pero no la federal, también permite la exclusión del ingreso bruto para reembolsos al empleado para cónyuges del mismo sexo, parejas domestica registradas, y sus dependientes.

Vea “Leyes Relacionadas con el Seguro Médico” en la caja de herramientas.

Imposición Fiscal al Empleado por su Aportación a la Prima

En general, la aportación del empleado a la cobertura de salud es deducida del salario después de los impuestos a menos que el empleador establezca un acuerdo especial bajo la Sección 125 del código fiscal federal. Sin un plan establecido de la Sección 125, se descontarán impuestos de la paga del empleado antes de que pague su porción de la prima.

Los planes de la Sección 125 incluyen:

  • Planes “solo prima” antes de impuestos. Planes que permiten a los empleados pagar la prima de sus dependientes y de sí mismos antes de pagar impuestos. Los empleados también pueden usar sus ganancias antes de impuestos para pagar la prima de los dependientes no-fiscales, mientras que el valor de la cobertura cuente con el propósito de calcular los ingresos sujetos a impuestos.
  • Planes con cuentas de gastos flexibles. Básicamente, son planes de reembolso que permiten a los empleados pagar ciertos gastos médicos elegibles antes de pagar impuestos.
  • Planes de beneficios flexibles o “cafetería”. Planes que permiten que los empleados elijan entre un salario gravable o beneficios no gravables.

Hay varias maneras en las que estos planes le permiten ahorrar en impuestos a usted y a sus empleados. Si los empleados contribuyen a la prima antes de pagar impuestos, reducirán sus impuestos sobre los ingresos federales y estatales, su impuesto del Seguro Social y otros impuestos de la nómina. Como empleador, usted también ahorrará en impuestos (FICA y FUTA) en base a la cantidad que aporten sus empleados antes de pagar impuestos.

Bajo el Acta de Protección al Paciente y Cuidados Accesible, para las Cuentas de Gastos Flexibles (conocidas por sus siglas en inglés, FSA) como parte de un plan de cafetería, las contribuciones anuales se limitarán a $2,500 a partir del 2013; el límite máximo se ajustará de acuerdo al Índice de Precios al Consumidor – Urbano (conocido por sus siglas en inglés, CPI-U) durante los años posteriores. Actualmente no existe un límite federal y los empleadores fijan el límite máximo anual.

Otra nota: La definición de gastos médicos calificados según las cuentas FSA, es la misma que aquellos permitidos bajo las deducciones detalladas en la declaración de impuestos. Este cambio, que entró en vigor a partir del 1 de enero del 2011, ya no permite la cobertura de los medicamentos sin receta médica (conocida por sus siglas en inglés, OTC), a menos que estén dirigidos por un médico.

En la caja de herramientas, vea el apartado “Más Áreas de Reforma” para más información sobre los planes de la sección 125.
Consulte también la sección “Recursos de Impuestos y Negocios”.