Alianzas Adquisitivas

Temas Relacionados

Las alianzas adquisitivas son empresas (con o sin ánimo de lucro) que ofrecen una variedad de productos de seguros a los empleadores. Las alianzas adquisitivas operan como intermediarios entre las aseguradoras médicas y los empleadores, permitiendo a los empleadores adquirir un “paquete” de cobertura que puede incluir productos de más de una aseguradora médica. La mayor ventaja de adquirir un seguro por medio de una alianza es que los empleadores pueden ofrecer gran variedad de opciones a sus empleados, pagando una sola factura a la alianza adquisitiva. Además de la comodidad de pagar una sola factura por varios productos de seguro, las alianzas adquisitivas ofrecen más poder adquisitivo a la pequeña empresa, que de otra manera no podría ofrecer más que un solo producto a sus empleados.

Como ocurre con los planes médicos tradicionales, con una alianza adquisitiva los empleadores suelen pagar una cantidad fija por la prima de empleados (y posiblemente por la de sus dependientes), y a los empleados se les deduce el resto del sueldo. Con las alianzas adquisitivas la diferencia está en que los empleados pueden pagar cantidades diferentes dependiendo del tipo de cobertura que hayan elegido. Por ejemplo, un empleado que elije un plan HMO puede tener una prima más alta que otro que elija un producto PPO con un deducible alto. Dado que el empleador paga una sola cantidad por todos los empleados, al empleado con el HMO se le deducirá más de cada nómina que al empleado con el PPO.

Las alianzas adquisitivas normalmente tienen un administrador de seguro médico que se ocupa de muchos asuntos de servicio de los miembros de la alianza. Una alianza adquisitiva, además, suele ser una buena fuente de información sobre la calidad de cada plan disponible, los detalles sobre servicios y beneficios, y otros temas de seguros.

Recuerde que aunque las alianzas adquisitivas ofrecen más opciones y flexibilidad a los empleadores de pequeñas empresas, los costos totales de los productos que venden pueden ser o no ser más bajos que los de una póliza adquirida directamente de una aseguradora médica.